Bella.

El día se levanta gris, me encuentro en la penumbra.
El frío cala mi cuerpo cual gotas de agua de lluvia.
Las nubes se han vuelto oscuras, en el horizonte difuminadas.
El viento acaricia las hojas con grandes arrebatos y calma.

A través de los cristales vislumbro mi vida plena.
Se asemeja a un pequeño tío vivo, gira y gira sin parar.
Mi pensar y las largas ramas se consiguen entrelazar.
Recuerdo momentos, sonrisas, llantos y pienso serena.

Me concentro en acariciar tu piel, suave terciopelo.
Descubrirte al tacto, de lado a lado de arriba a abajo.
Percibir tu furor, enredar tu pelo en mis dedos.
Degustar tu sabor, exquisitez de tu aliento robado.

Sigue nublo y una gran tormenta se atraviesa.
Detrás de la ventana está mi alma, ahí se escapa.
Huyendo de la realidad, cómo corre, no se para,
Sólo para pensarte y amarte a tí, mi bella amada.

Bella. – (c) – Alice Depra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s