Tu melodía.

Me empequeñezco en el Universo de tus lunares,
adorando perderme en ellos y en las líneas que te definen.
Creyéndose mis yemas compositoras de la melodia que suscitas,
acariciándote como a un preciado  instrumento de Cuerda.
 
Emites suspiros al ritmo de las notas que decido tocar,
Llenando mis oídos de una sinfonía perfecta.
Esa voz que tanto anhelo escuchar cuando no andas cerca, 
que provoca amaneceres esculpidos en piedra.
 
Te contoneas y me brindas puñados de esclaofríos,
logrando una coreografia de pasos sordos. 
Y nos movemos al compás del himno que creamos, 
saboreando la caída libre de nuestro tíovivo privado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s