Mi primera entrada de blog

Para que siempre estéis al día.

“Sé tú mismo. Los demás puestos están ocupados.”

— Oscar Wilde.

Acabo de empezar a escribir este nuevo blog. ¡Mantente al día para leer más entradas! Suscríbete a continuación para recibir notificaciones cuando publique nuevo contenido. Espero que os guste la experiencia!!

CONDENADA.

Has estado taladrando todos mis despertares,
día a día, trago a trago, vomitando tus pensares.
Igual haces en las lúgubres noches, voraces.
Apareces, fulminas, cortas y esparces.

Me traes de cabeza cada vez que apareces.
Desesperas, renaces, atacas y hieres.
Huyo de tí a la vez que no me despego.
Estremezco, acurruco, te lloro, perezco.

Mi calma se desvela y borbotea incesante.
Crispada, se agita, grita y llora. Desesperante!
No hay más salida que tu orgullo imperante, 
que apedrea, apuñala, se quiebra, me parte.

Triste condena la que traes de equipaje,
que pesa, desborda, te dobla y me arde.
Busco hueco en tus entrañas hartas de reales.
Viscerales, enfermas, que se estiran y contraen.

Bancarrota de sonrisas, de abrazos y caricias.
Me despegas a empujones obturada y sin salida.
Dime qué hago contigo y conmigo por tu culpa.
A oscuras, a ciegas, a contraluz… en  penumbra.

 

 

 

SLAVE.

Me encuentro buscándote en mis noches frías, 
tu esencia rasga mi corazón hambriento. 
Añoro ser tu aliento, qué suerte tendría
rozar tu húmeda lengua a cada momento. 
Tu piel sedosa al tacto, que asemeja al terciopelo, al clavarle mis dientes se eriza en un instante. Tus senos se endurecen, se muestran turgentes y tus labios entreabiertos muestran su deseo.
Tu gemido penetrante logra estremecerme, junto a tu humedad ligera y tan ardiente. Codicio proveerte de placer, saciar así mi apetito hasta retorcer tu esencia que es lo que más ansío.

MI ALMA.

Mi alma embriagada espera impaciente,
respira tu ausencia y se llena de pena. 
Abarca su pesar la sangre en mis venas, 
borbotea mi sufrir e inunda mi mente.
Mi alma perdida te busca a diario, 
camina curvada sin dirección aparente. 
Intuye tu fuego, le quema ardiente
y resuena su llanto en cada escenario. 
Mi alma se estrella contra muros de piedra. 
Susurra tu nombre y grita pesarosa, 
ya no siente y palidece hermosa. 
Agotada muere sola si no te encuentra. 
"Todos los derechos reservados"

Tu melodía.

Me empequeñezco en el Universo de tus lunares,
adorando perderme en ellos y en las líneas que te definen.
Creyéndose mis yemas compositoras de la melodia que suscitas,
acariciándote como a un preciado  instrumento de Cuerda.
 
Emites suspiros al ritmo de las notas que decido tocar,
Llenando mis oídos de una sinfonía perfecta.
Esa voz que tanto anhelo escuchar cuando no andas cerca, 
que provoca amaneceres esculpidos en piedra.
 
Te contoneas y me brindas puñados de esclaofríos,
logrando una coreografia de pasos sordos. 
Y nos movemos al compás del himno que creamos, 
saboreando la caída libre de nuestro tíovivo privado.

EGOÍSTA.

Me desperté rota, deshecha y resquebrajada,
oliendo a tu más profunda indiferencia.
Ilusa de mí, pensé que podría ser ingeniera de tus sueños,
y construirte un puente perfecto de atardeceres.
Todo quedó en atajos con desasosiegos diligentes, llenos de sonrisas pasajeras y lágrimas desesperadas. Ahora me nombras en tus sollozos buscando consuelo, Omitiendo que te atreviste a rechazar mi calma ardiente, mientras acurrucaba tus miedos bajo mi almohada...

SEREMOS SÓLO UNA.

Rozo tu piel y se erizan mis instintos.
Fuego voraz que atenaza mi cordura.
Me alimento de ti para sentirme segura,
juntas fuimos todo y separadas enloquecimos.

Si te quedas conmigo, lucharemos juntas de por vida. Si me quedo junto a ti, arderemos hasta la locura...
Ayúdame a entendernos porque a veces me asusta este dolor que tengo cuando no nos comprendemos. Si tuviese que elegir no cabría ninguna duda. Tú y yo por siempre seremos sólo una. Jugo de odio poción de deseo
Sangre que segrega tu placer infinito. Lujuria y pasión que me llevan al abismo. Tu séquito de maldad se asemeja al infierno. Ayúdame a entendernos por que a veces me asusta este dolor que tengo cuando no nos comprendemos.
Si tuviese que elegir no cabría ninguna duda. Tú y yo por siempre seremos sólo una. A veces pienso que no está bien lo que tenemos, Lucha constante con lo que en el fondo creo. Prefiero quemarme contigo el resto de los tiempos que sacrificar mi amor y anhelar tus deseos.
Ayúdame a entendernos por que a veces me asusta este dolor que tengo cuando no nos comprendemos. Si tuviese que elegir no cabría ninguna duda. Tú y yo por siempre seremos sólo una.
Si te quedas conmigo, lucharemos juntas de por vida. Si me quedo junto a ti, arderemos hasta la locura...





NI CONTIGO NI SIN TI. (El perro del hortelano)

Desde que te conozco veo que no avanzo,
te siento cerca sólo de vez en cuando.
Cuando menos lo espero vas y desapareces,
no sé qué pensar, me estoy desesperando.

Me aferro a ti, no quiero perderte pero esto al fin es la misma suerte...
Aquí o allí tú me tienes siempre. Y yo ya no sé cómo puedo verte. Así estoy, muriendo por tenerte y luego te vas, no logro detenerte.
Intento entenderte pero no encuentro la manera. Me haces sentir frágil aún siendo una guerrera. Me auto convenzo de que no siempre claudico. Así volvemos al principio, es lo que me espera.
Aquí o allí tú me tienes siempre. Y yo ya no sé cómo puedo verte. Así estoy, muriendo por tenerte y luego te vas, no logro detenerte.
Mi corazón enloquece, se enfada y oxida. Intenté escaparme viviendo mi vida. Decido ignorarte y entonces tú quieres más. y ahí vas tú volviendo toda decidida.
Aquí o allí tú me tienes siempre. Y yo ya no sé cómo puedo verte. Así estoy, muriendo por tenerte y luego te vas, no logro detenerte.
Me aferro a ti, no quiero perderte pero esto al fin es la misma suerte...
Creí que tú serías diferente.

 

 

SEPULTADA!

Tiempo vivido que no dejas respiro
Dias y horas me cercenan como un cuchillo.
Me culpo a cada instante por no haber huído,
Marchar no quería y persistir fué un desatino.

Imprudente nuestra historia de final incierto.
Anduve dando tumbos sin ningún acierto.
Fijaste mi rumbo con perfume acerbo
Y lanzaste tu brújula hasta el crudo infierno.

Necia de mí me proclamé blanco estandarte,
Creí que mi amor por tí lograría sanarte.
Porque el amor todo lo puede y besarte,
Besarte era mi mundo… y me sepultaste.

SEPULTADA! – (c) – Alice Depra